|||
El peligro de poner fronteras a la innovación

El peligro de poner fronteras a la innovación

La inversión en innovación de las grandes empresas del mundo ha alcanzado en 2017 su máximo histórico y, por primera vez, ha superado los 700.000 millones de dólares. Sin embargo, este récord podría verse empañado por la creciente preocupación de las compañías por el auge del proteccionismo.

El informe Global Innovation 1.000, elaborado por Strategy&, la consultora estratégica de PwC, revela que la inversión en I+D de las mil mayores empresas cotizadas creció un 3% en 2017, hasta los 701.600 millones de dólares. Pero, en el futuro, esta inversión puede estar en peligro como consecuencia del aumento del proteccionismo en todo el mundo, según una encuesta realizada a 562 directivos y máximos responsables de I+D de grandes compañías multinacionales, incluida en el mismo estudio.

Las compañías de Estados Unidos, Reino Unido y China son las que se enfrentan a mayores amenazas potenciales y donde la inversión en I+D puede ponerse en entredicho

El 52% de los entrevistados asegura que el incremento generalizado del proteccionismo va a tener un impacto -ya sea moderado o significativo- en la inversión en I+D de  las grandes empresas de todo el mundo en los próximos años. Los directivos consideran que Estados Unidos, China y el Reino Unido son los tres países que están poniendo en marcha más medidas encaminadas a proteger sus economías. Y son, precisamente, las compañías de estos tres países las que se enfrentan a mayores amenazas potenciales y donde la inversión en I+D puede ponerse en entredicho. Pero, ¿cuáles son los riesgos a los que se enfrentan las empresas de estos países?

En Estados Unidos, por ejemplo, el endurecimiento de las políticas de inmigración y de la accesibilidad a los visados de trabajo puede provocar la escasez de talento en compañías de sectores como los de tecnología, investigación e ingeniería que se nutren de forma significativa de profesionales procedentes del resto del mundo. En la actualidad, el 81% de los estudiantes de ingeniería electrónica en EEUU y el 75% de los que cursan una ingeniería industrial son extranjeros. Según el informe, el 50% de la compañías norteamericanas tienen previsto modificar sus programas de I+D como consecuencia del cambio en el entorno político. 

En el Reino Unido podría suceder algo parecido -el estudio lo sitúa como el segundo país más vulnerable-. Los responsables de las universidades británicas ya están viendo en 2017 una caída de la demanda de estudiantes extranjeros. El Instituto Británico de Ingeniería y Tecnología (BIET) ha alertado de que la escasez actual de trabajadores cualificados podría alcanzar niveles preocupantes si se incrementan las barreras de entrada a ingenieros procedentes de otros países de la Unión Europea. Además, en el caso del Gran Bretaña, un reducción de la inversión empresarial en I+D podría tener también consecuencias en el resto de la UE.

En China, los efectos de un auge del proteccionismo también pueden ser significativos ya que más del 80% de la inversión en innovación en el gigante asiático proviene de empresas extranjeras. Una inversión que, además, en 2017 cayó un 3,3% por primera vez después de muchos años de haber protagonizado crecimientos de dos dígitos.

Pero si EEUU, Reino Unido y el gigante asiático pueden salir perjudicados en términos de inversión en I+D, hay otros países que pueden salir beneficiados como Canadá -que ya se está posicionando como una alternativa a un incremento de las barreras comerciales en EEUU-, Alemania y Francia.

El informe considera que el incremento del proteccionismo económico en los próximos años podría acabar provocando un cambio en el modelo de innovación de las grandes multinacionales. En la actualidad, el 94% de las compañías que más invierten en I+D del mundo basa su innovación en el libre flujo de información y talento, y en la inversión directa fuera de sus países de origen y en aquellos mercados con mayor potencial de crecimiento. Sin embargo, esto podría cambiar hacia un modelo basado en grandes centros o nodos de innovación, más autónomos e independientes entre sí pero, también, más costosos e ineficientes como consecuencia de la duplicidad de recursos y de talento.

Más información | Descargar Global Innovation 1.000 completo (PDF).

Archivado en: China , EEUU , Entorno económico , Estrategia , Innovación , Reino Unido , Strategy&

Contacto en PwC

Bernat Figueras

Bernat Figueras

Socio responsable de Strategy& en España

+34 932 537 032

Escríbeme