Los ejecutivos de las principales compañías del sector eléctrico y de energía se muestran convencidos de que la industria albergará cambios sin precedentes en los próximos años. El mercado energético global evolucionará hacia un enfoque más abierto y competitivo, que obligará a las grandes empresas a cambiar por completo sus modelos de negocio si quieren seguir teniendo un papel protagonista en el futuro.

Según nuestra XIV Encuesta Mundial del Sector Eléctrico y de Energía la tecnología jugará un papel muy relevante en esa trasformación. El documento indica que este hecho ya se está poniendo en manifiesto en los hábitos de consumo de los clientes. En menos de dos años, por ejemplo, se han multiplicado el número de coches eléctricos en EE.UU o, cada vez es más habitual la adquisición, por parte de los clientes en muchos países, de nuevos electrodomésticos o termostatos inteligentes para sus hogares. En este sentido, el 78% de los encuestados anticipa que se incrementará la competencia, incluyendo a competidores procedentes especialmente del mundo tecnológico. En concreto, el 75% de los entrevistados señalan a las empresas del sector tecnológico e ingeniería eléctrica y el 71% a las empresas del sector de IT y telecomunicaciones como las nuevas amenazas competitivas que vendrán de fuera de la industria.

La mayoría de ejecutivos del sector cree que el modelo de mercado energético cambiará de manera significativa o muy significativa en el horizonte 2030. Todo ello está configurando nuevos modelos de negocio para las compañías energéticas, que se caracterizarán por:

1. Diferentes respuestas para distintos mercados y regulaciones. Las implicaciones de las particularidades de cada región se ponen de manifiesto en los diferentes modelos de negocio adoptados después de los cambios que han ido aconteciendo en los últimos años. En Estados Unidos, por ejemplo, sólo el 7% de los encuestados creen que los modelos de negocio actuales “servirán bien en el futuro” y sin embargo, en la región de Asia Pacífico, un 47% cree que perdurarán en el tiempo.

2. Cambio del foco operativo. Áreas que han tenido poco peso para el sector energético cobrarán importancia en los próximos años. En especial, incrementará de manera exponencial todo aquello relacionado con el desarrollo de infraestructuras de smart cities, smart homes y smart communities.

Más información | XIV Encuesta Mundial del Sector Eléctrico y de Energía: La transición del sector energético