|||
Pero, ¿quién demonios tira de la innovación en España?

Pero, ¿quién demonios tira de la innovación en España?

¿Quién impulsa la innovación en España? ¿Es suficiente el apoyo institucional? ¿Por qué la inversión –tanto pública como privada- en I+D+i está por debajo de la media europea? ¿Qué tipo de medidas habría que poner en marcha para contar con un tejido productivo más innovador? ¿Qué tecnologías digitales tienen más potencial para los negocios? ¿Qué papel juega la digitalización en la internacionalización de nuestras empresas?

Para resolver estas y otras preguntas PwC  ha preguntado a un panel de más de 350 expertos, directivos y empresarios españoles sobre el Cambio tecnológico y la digitalización en nuestro país. Las respuestas no por sabidas dejan de sorprender.

Los expertos y directivos consideran poco relevante el papel que juegan las instituciones públicas en España a la hora de impulsar la innovación y la digitalización de la economía. El 52,4% de los expertos califica como “nada importante” la labor de las instituciones como impulsoras de la inversión en I+D+i y un 73% apuesta por modificar al actual entorno institucional –relación universidad/empresas, spin-offs universitarios, facilidades para fondos semilla, capital riesgo…- y por la colaboración público privada. Además una mayoría –del 66,7% y del 59,1%, respectivamente- pide incentivos fiscales tanto para fomentar la inversión en innovación como para atraer al capital humano necesario.

El 94,2% de los panelistas cree que el gasto total en I+D+i en nuestro país es insuficiente y un 82% considera que este es el factor clave que  impide a la economía española recortar distancias con los países más desarrollados. Los motivos de esta falta de inversión responden a distintas razones:

  • En el Sector Público. El 60% de los expertos y directivos cree que si en España tenemos un gasto público en I+D+i por debajo de la media de la eurozona es como consecuencia del ajuste indiscriminado que se hizo durante la crisis y, un 56%, porque no contamos con mecanismos que incentiven la inversión en I+D en las AAPP.
  • En las Universidades. Algo similar sucede en el ámbito universitario, donde a juicio del 81,1% de los encuestados, tampoco existen los incentivos adecuados. Además, el 78,9% considera que existe una separación excesiva entre el tejido universitario y las necesidades productivas del país.  
  • En las empresas. En el sector privado, el tamaño de nuestras empresas es, para el 71,4% de los encuestados, el principal motivo que hace que las compañías inviertan menos que las de los países de nuestro entorno. Para un 51%, también influye en esta circunstancia que tengamos un tejido productivos sesgado hacia la producción de bienes y servicios de valor añadido medio y bajo.

El liderazgo de las grandes empresas españolas, de los gigantes tecnológicos mundiales y el talento, claves para impulsar la innovación en nuestro país

A pesar de todo, los expertos y directivos consideran mayoritariamente –el 90%- que las empresas españolas tienen una dinámica innovadora. Pero no como consecuencia del impulso institucional sino por el liderazgo que ejercen las grandes empresas españolas y los gigantes tecnológicos, como Google, Apple o Amazon. El 56% de los encuestados asegura que, en términos generales, la inversión en I+D+i es muy rentable y un 59,3%, que independientemente de la madurez del sector, siempre existe posibilidad de innovar. Además, el talento y el capital humano de nuestras compañías es otro de los factores que per se tira de la innovación en nuestro tejido productivo.

Internacionalización

El 75,5% de los directivos y empresarios entrevistados estima que, hoy en día, la digitalización de los procesos productivos es un factor fundamental para la internacionalización de las empresas españolas. Y un 55% asegura que, en este contexto de disrupción tecnológica acelerada, Internet y las plataformas de e-commerce están matando la distancia y la escala, obligando a las compañías a revolucionar sus prácticas comerciales.

En este nuevo escenario, un 53,8% se muestra escéptico sobre la efectividad de las políticas convencionales de internacionalización, como ferias o misiones comerciales, y un 47% sobre el papel de las agencias oficiales, estatales y autonómicas. Además, un 51,1% cree que el principal beneficio de pertenecer a la UE, en términos de innovación productiva, es el acceso a un mercado más amplio de consumidores, por delante de la disponibilidad de fondos o de la colaboración con empresas e instituciones internacionales.

El potencial de análisis de datos en las empresas

Los expertos y directivos consideran que los nuevos desarrollos tecnológicos que mayor impacto van a tener en la productividad y rentabilidad en nuestras empresas son, por este orden, la mejora de las capacidades analíticas, el internet de las cosas, la automatización de las cadenas logísticas y la robotización del sector industrial.

Cuando se les pregunta sobre qué sectores tiene mayor potencial de crecimiento, como consecuencia de la innovación y de la internacionalización, los expertos señalan -también por este orden- a la industria agrícola, la ingeniería civil, el sector de biotecnología, el farmacéutico y el sector financiero, ligado, fundamentalmente, a las Fintech.

Archivado en: Economía Digital , Innovación , Oportunidades de negocio , Tecnología