Todo el mundo habla de lo importante que es emprender, pero a las start-ups se las deja un poco de lado en cuanto logran sobrevivir un poco y reciben sus primeras rondas de financiación. Es necesario poner el foco en las compañías que van muy rápido, tanto por su repercusión en la economía como por lo que el resto pueden aprender de ellas. El documento reivindica la necesidad de promover la creación y desarrollo de organizaciones de alto potencial. Emprender solo es el principio del camino. El informe “Empresas de alto potencial: un paso más en el emprendimiento” trata de ser un marco de reflexión, identificar en qué somos fuertes como país en relación con las empresas de alto potencial, y cuáles pueden ser aún las palancas de crecimiento que nos ayuden a aprovechar esta oportunidad.

Más información | Informe: Empresas de Alto Potencial y Emprendimiento