|||
Cuatro recetas para las empresas industriales en la era digital

Cuatro recetas para las empresas industriales en la era digital

Hoy en día las empresas industriales se encuentran en plena batalla por adaptarse a un nuevo orden marcado por la digitalización. La calidad y la marca -hasta ahora, unas barreras de entrada infranqueables-, ya no son suficientes para mantener a raya a los nuevos actores digitales. Los clientes están plenamente digitalizados y esperan productos inteligentes, adaptados a sus necesidades y transparentes, con los que tener una experiencia integral -desde la promoción hasta la venta y la prestación del servicio.

El 89% de las compañías industriales aseguran que los consumidores y los clientes son sus grupos de interés más influyentes; y muchas de ellas no están preparadas para competir en el nuevo tablero de juego digital. A continuación, unas pistas que pueden ayudar a los grandes fabricantes a conseguir éxitos en la era de la economía digital.

Las empresas del sector industrial se enfrentan a nuevos competidores que empiezan a superar las –hasta hace poco– infranqueables barreras que representaban la calidad y la marca

  • Análisis de datos, digitalización y movilidad, los motores en la generación de ingresos. Este es el camino para aportar valor en nuestros productos e identificar oportunidades de venta. Y para hacerlo es importante, en primer lugar, definir cuál es nuestra visión de la experiencia de cliente y, posteriormente, seleccionar la plataforma tecnológica y los procesos adecuados.
  • Alinear la relación con los socios a la estrategia. La confianza y la transparencia entre las empresas industriales y sus socios es vital para asegurar una experiencia de usuario adecuada. Debe crearse una estrategia basada en el valor que se ajuste a la visión de la empresa. Los fabricantes más innovadores ya están utilizando la tecnología (data analytics) y lo digital para generar “leads calientes” (registros de usuarios que están al final del ciclo de compra, es decir, prácticamente listos para convertirlos en una venta), que permitan a sus socios aprovechar al máximo los registros que les pasan los fabricantes.
  • Estudiar y aplicar el insight de los clientes. La información puede ser una bendición o una maldición si es percibida como un objetivo en sí misma y no una forma de obtener una mejor experiencia de usuario. Los fabricantes se centran de forma habitual en los datos para determinar su estrategia. Aún estamos empezando a conocer el potencial de los insights de los clientes. Aquellos líderes capaces de desentrañar el poder del análisis de datos del Internet de las Cosas y la información estructurada de los clientes pueden realmente diferenciarse.
  • Centrarse en la innovación y en la agilidad. Innovar en el producto en sí ya no es suficiente. Primero, los fabricantes deben tener una mentalidad innovadora con respecto a la experiencia de usuario. Asimismo deben eliminarse los silos entre las áreas de negocio y las de tecnología y acabar con el gap entre centros de coste y de beneficio.

Las empresas industriales se enfrentan en estos momentos a una elección sencilla: tomar las riendas o dejar que otros lo hagan por ellas. Los fabricantes que estén dispuestos a innovar e invertir en sus clientes pueden conseguir una experiencia de usuario excelente y generar diferencias tangibles en el mercado.

Fuente | PwC Blogs - Industrial Insights: Fortify your walls with digital in the midst of the Fourth Industrial Revolution

Otros artículos de Charles Kirby en Ideas PwC

Archivado en: Big Data , Economía Digital , Industria 4.0 , Innovación , Internet de las cosas , Tecnología

Contacto en PwC

Charles Kirby

Charles Kirby

Socio de Industria de PwC

+34 944 288 808

Escríbeme