Industria 4.0

Cómo saber cuáles serán la tecnologías ganadoras

Contacto: Armando Martínez-Polo - Hoy en día, la flota de coches autónomos de Google ha recorrido más de diez millones de millas en carreteras abiertas al público; el sector industrial dispone de más de dos millones de robots funcionando y dos de cada cinco personas realizan búsquedas en Internet utilizando su voz. Hace no tanto tiempo, estas tecnologías eran cuestiones casi de ciencia ficción. Ahora son realidades de nuestro día a día. Aunque, todavía, las pastillas anti envejecimiento o los viajes turísticos en el espacio, estén lejos.

Leer más

Campeones digitales en la industria española: haberlos, haylos

Contacto: Charles Kirby -

En 2015, General Electric se puso como objetivo mejorar su productividad hasta conseguir unos ahorros por valor de mil millones de dólares para 2020. A finales de 2017, la meta estaba cumplida. ¿Cómo? Utilizando tecnologías avanzadas para trasformar sus procesos y ser más eficientes. Este logro es un paso clave en la primera fase de la estrategia de digitalización de la compañía, que consiste en utilizar sus capacidades industriales para mejorar la productividad y la eficiencia operacional de la propia compañía, y se conoce como ‘GE for GE’. El siguiente será aplicar todo ese aprendizaje a los clientes –GE for Customers-. Y el último, compartirlo con el mundo entero –GEO for the World-. 

Leer más

Entérate… así son las empresas biónicas

Contacto: Bernat Figueras -

En pleno esplendor de la Revolución Industrial, pocos fueron capaces de entender como un activo la aplicación de las teorías económicas a la empresa. Y las que lo hicieron fueron pioneras a la hora de introducir mejoras en su funcionamiento y disfrutaron de una gran ventaja competitiva. Pero a medida que transcurría el siglo XX se consolidaron otros dos tipos de activos: los recursos humanos -el retorno de invertir en la formación adecuada de la plantilla- y los naturales.

Leer más

¿Serán los nanomateriales el próximo salto tecnológico?

Contacto: Armando Martínez-Polo -

Cuando 3M introdujo el celo Scotch en 1930, en los inicios de la Gran Depresión, fue un producto idóneo para una población ahorradora, además de un extraordinario avance. Al combinar dos descubrimientos recientes (la cinta adhesiva y el celofán impermeable de DUPont) los científicos de 3M consiguieron crear un instrumento de pegado claro, limpio, barato y útil para reparar una amplia variedad de materiales. Los músicos usaban celo Scotch para arreglar partituras rasgadas; las mujeres, para sus uñas rotas y los bancos, para remendar billetes.

Leer más

Un plan realista para hacer realidad la ‘digital factory’

Contacto: Charles Kirby -

El 91% de las empresas industriales está invirtiendo en fábricas digitales. ¿Por qué? El acuerdo es casi unánime: un 98% cree que son más eficientes. De hecho, las empresas del sector esperan que la planificación integrada, una utilización más inteligente de los activos, la reducción de los costes de producción, o las ventajas de la automatización –algunas de las características de estas fábricas-, aumenten la eficiencia de sus fábricas un 12% en cinco años. Sin embargo, solo un 6% de los cree que su fábrica está ya totalmente digitalizada.

Leer más

La construcción de viviendas, ¿un sector a prueba de robots?

Contacto: Antonio Sánchez-Recio -

La era de la automatización ya está aquí. Los robots ya sirven comida en San Francisco. Los coches autónomos se están desarrollando a pasos agigantados. Incluso en China, las fábricas están usando la tecnología como sustituto de los trabajadores en las cadenas de montaje. El rápido (y desenfrenado) despliegue de la tecnología para reducir la carga de trabajo ha inspirado una ola de temor por un futuro distópico, en el que, simplemente, no habrá trabajo para las personas. Esta línea de pensamiento parece inevitable, a medida en que el software y la inteligencia artificial ganan relevancia y consiguen grandes mejoras de la productividad.

Leer más

¿Deberían los robots pagar su parte?

Contacto: Carlos Severino -

Vivimos momentos extraños. El pasado diciembre, en Estados Unidos había unos 5,5 millones de trabajos sin cubrir, según la Oficina de Estadística Laboral. Sectores como los de construcción, enfermería, producción industrial o transporte de mercancías por carretera ya han advertido de la falta de mano de obra. Al mismo tiempo, los expertos y empresarios – incluyendo algunos de los que han impulsado la revolución tecnológica –están haciendo predicciones cada vez más negativas sobre los efectos inminentes de la robotización.

Leer más

Descolocado por la automatización… en Shanghai

El CEO conduce al grupo de visitantes al interior de la fábrica, reluciente y muy bien iluminada. Un brazo robótico gira de un lado a otro, insertando en el punto exacto un sinfín de tarjetas de memoria. Un pequeño vehículo autónomo va y viene cargado con materiales y equipo, mientras  una sonata de Bach suena por sus altavoces. En las zonas apartadas, algunos operarios equipados con uniformes especiales se afanan soldando piezas y empaquetando productos, a medida en que estos avanzan por una cinta.

Leer más

Industrias de plastilina

Contacto: Carlos Severino -

La digitalización, el Internet de las Cosas, la robótica, la inteligencia artificial, las máquinas que aprenden, la tecnología blockchain, los análisis masivos de datos, los avances en el genoma, los drones… Convivimos con un montón de tecnologías que están actuando simultáneamente a un ritmo exponencial y que están acelerando el cambio no solo en la forma de producir las cosas sino también en la de consumirlas.

Leer más