Coche autónomo

Los coches chinos dan el salto

Contacto: Manuel Díaz - A medida que cada vez más y más compañías chinas se lanzan a los mercados globales, sus máximos ejecutivos van ganando peso en el panorama empresarial internacional. En la industria automóvil china, uno de los líderes más destacados es An Conghui, presidente de Zhejiang Geely Holding Group y CEO de Geely Auto Group, una compañía de 16.000 millones de dólares conocida en China por su marca de coches Geely, por la compra de Volvo Cars en 2010 y por su crecimiento como uno de los grandes grupos mundiales de automoción.

Leer más

La era de los camiones 4.0

Contacto: Cayetano Soler -

En pocos años, la industria del transporte de mercancías por carretera va a convertirse en un ecosistema de vehículos autónomos dirigido por cadenas de suministro digitalizadas. Estas cadenas gestionarán camiones sin conductor y hubs logísticos atendidos por robots, como vimos en 2016. Pero ahora nos hemos preguntado: ¿cómo impactarán estas novedades en los costes y la eficiencia de un sector que lleva tiempo afinando su modelo de negocio para hacerlo más rentable?

Leer más

¡Es el coche compartido, no el autónomo!

Contacto: Manuel Díaz -

El mercado de automoción cambiará drásticamente en 2030 como consecuencia del impacto del transporte compartido y del desarrollo tecnológico. En Europa se espera que el parque de vehículos se reduzca un 25% -de 280 millones a 200 millones de unidades- y en Estados Unidos un 22% -de 270 a 212 millones de coches en 2030-.

Leer más

China, epicentro mundial del coche eléctrico

Contacto: Manuel Díaz -

Tras una década de crecimiento sin precedentes, el mercado automovilístico en China podría estar empezando a llegar a un punto de madurez. En 2016, las políticas fiscales del gobierno consiguieron prolongar el tirón de las ventas de automóviles: crecieron un 13,7% hasta superar los 28 millones de vehículos.

Leer más

Quién cogerá el primer robotaxi

Contacto: Manuel Díaz -

Una cosa está clara: los vehículos autónomos van a transformar por completo al sector de automoción. Y cuando lo haga, se repensará todo, incluso, la noción del  cliente. Otra predicción bastante plausible es que las flotas de robotaxis –taxis sin taxista, también conocidas como robofleets- aglutinarán gran parte del kilometraje de los vehículos autónomos, porque serán capaces de reducir drásticamente precio del transporte privado, y la compra por flotas ayudará a amortiguar el coste de los  vehículos autónomos.

Leer más

Vienen curvas para el sector de la automoción

Contacto: Manuel Díaz -

Sobre el sector de la automoción se ciernen más amenazas de las que uno podría pensar. A primera vista, se diría que está ‘de buen año’. Las ventas a nivel mundial superaron los 88 millones de vehículos en 2016, un 4,8% más que el ejercicio anterior, y los márgenes de los grandes proveedores y fabricantes –conocidos como OEMs-, están por encima de los últimos diez años. Sin embargo, hay dos indicadores que sugieren que el sector tiene problemas serios.

Leer más

La ventaja de la incertidumbre

Con la crisis económica en su máximo apogeo, Hyundai Motor Company y el resto de compañías automovilísticas experimentaron una fuerte caída de sus ventas. Los consumidores, con miedo a perder sus empleos y preocupados por la reducción del valor de sus casas, no estaban como para plantearse comprar un coche que tardarían años en pagar. Ante esta situación, la mayoría de las empresas automovilísticas optaron por una estrategia defensiva: reducir la producción y frenar sus planes de crecimiento. Hyundai, sin embargo, tuvo una idea distinta.

Leer más

El coche autónomo puede gripar al seguro

Contacto: Salvador Nacenta -

La revolución de los vehículos autónomos es uno de esos cambios disruptivos que van a transforman no sólo a los fabricantes de coches sino a muchos sectores relacionados con la industria de automoción como el asegurador. En un contexto de automóviles autónomos, los precios de los seguros de coche irán inexorablemente a la baja como consecuencia de incremento de la seguridad y de la reducción de los siniestros derivados de uso de las nuevas tecnologías. Y el mercado en su conjunto será testigo de cambios estructurales, como el traslado de las primas -de las aseguradoras a los fabricantes- que se incluirán ya en el precio final de los coches.  

Leer más