|||
“I have a dream”, imagina que la función financiera…

“I have a dream”, imagina que la función financiera…

Por delante de los directores financieros pasan todos los días uno de los activos más importantes de las empresas. Y no hablamos ni de las partidas que componen el balance de la compañía ni de las personas que cada día cruzan la puerta de sus despachos. Nos referimos a los datos, que desde hace tiempo son considerados el recurso más valioso de una compañía.

A menudo, los directores financieros –CFOs, por sus siglas en inglés- se ve abrumados por una avalancha de datos procedentes de los ERPs, de las herramientas de facturación de la compañía y de otra serie de sistemas internos construidos a partir de bases de datos estructuradas. La función financiera suele ser la propietaria –desde el punto de vista transaccional- de esos datos, que monitoriza para gestionar los riesgos y proporcionar la mejor información posible para la toma de decisiones de la alta dirección. De hecho, sacar más partido de los datos y conseguir más y mejor información en tiempo real sobre la marcha del negocio es,  hoy en día, una necesidad competitiva para cualquier organización.

Junto a estos datos estructurados existen multitud de otros desestructurados y dispersos a lo largo de la compañía, tanto en soporte físico como digital. Desde contratos hasta emails pasando por vídeos, los datos desestructurados son un auténtico tesoro oculto y sin utilizar dentro de las empresas.

Con la automatización de procesos se puede reducir en torno al 46% tanto el tiempo como el coste en procesos clave dentro de las empresas

Los CFOs están todavía lejos de conseguir extraer tanto valor de los datos como ya hacen algunos de sus homólogos en otras áreas funcionales de las compañías. Y las oportunidades son tremendas. Basta imaginar, por ejemplo, si los profesionales del área financiera pudieran librarse de la ingente cantidad de tareas repetitivas que realizan diariamente. Según nuestro estudio Finance Effectiveness Benchmak Report 2017 la función financiera sólo dedica el 50% de su tiempo al análisis: el resto lo emplea en recopilar y recoger información. Se calcula que con la automatización de procesos se puede reducir en torno al 46% tanto el tiempo como el coste en procesos clave dentro de las empresas, como son los de facturación, reporting a la dirección y todas aquellas tareas relacionadas con la contabilidad y la gestión presupuestaria.

Pensemos en un departamento financiero que en lugar de realizar informes sobre periodos cerrados -ya sean semanales, mensuales o trimestrales- acerca de la evolución de la compañía, fuera capaz de facilitar a la dirección datos en tiempo real y escalarlos a todos los niveles operativos dentro de la organización. O una función financiera capaz de trabajar codo a codo el área de IT para buscar nuevas fuentes de datos de valor dentro de la empresa, que ahora se encuentran en silos. ¿Cuáles son esas tecnologías que pueden ayudar al director financiero poner todavía más en valor su función dentro de la compañía? A continuación explicamos algunas:

  • Automatización de Procesos mediante Robots o Robotic Process Automation (RPA). Un RPA no es un robot como tal, sino una especie de software capaz de automatizar procesos administrativos repetitivos soportados que estén soportados en unos o varios sistemas. Es una tecnología diseñada para la automatización de procesos puramente informáticos.
  • Inteligencia Artificial (IA). Incluye una serie de tecnologías como el machine learning, que recoge, analiza los datos, aprende de ellos y toma decisiones en función de este aprendizaje. La IA es capaz de dotar de sentido a los datos –incluso a aquellos que están desestructurados- y realizar recomendaciones. Su uso mejora los costes y la eficiencia de los procesos.
  • Blockchain. Se trata de un libro de contabilidad compartido por los usuarios a través red de ordenadores conectados entre sí para intercambiar información, sin necesidad de un servidor fijo, que se actualiza automáticamente y en el que todas las transacciones quedan grabadas. Los medios de comunicación están centrando la atención en las criptomonedas, como el bitcoin, pero lo realmente interesante es la tecnología Blockchain que las hace posibles. Y que es capaz de sustituir y automatizar procesos  y transacciones donde es imprescindible la verificación de un tercero. (Más información en Pero, ¿qué demonios es Blockchain?). Puede tener aplicaciones en  pagos, facturación, contabilidad o conciliaciones. Incrementa la seguridad, minimiza los tiempos y aumenta la transparencia.
  • Análisis de Datos o Data Analytics. No es más que el análisis de grandes volúmenes de datos que, aplicados de la función financiera, puede ser tremendamente útil para realizar previsiones sobre partidas clave de la cuenta de resultados, previsiones de tesorería…

De acuerdo con nuestra Encuesta Mundial sobre el Coeficiente Digital de las Empresas 2017, sólo el 16% de las empresas cree que la dirección financiera se encuentra entre las funciones que con mayor interés están explorando y utilizando las nuevas tecnologías emergentes. La razón es que, hasta ahora, los CFOs han preferido ser prudentes y esperar. La capacidad de almacenar y analizar grandes cantidades de datos -a un coste razonable-, y de proponer medidas de forma automatizada a partir de este análisis, era imposible hasta hace unos años. Y muchas compañías han sido reacias a embarcarse en la implementación de grandes sistemas informáticos.

Pero la Automatización de Procesos mediante Robots, la Inteligencia Artificial, Blockchain y el Análisis de Datos están acabando con todas estas barreras. Los costes han caído sensiblemente y ya tenemos  casos reales de éxito. Además, estos pequeños procesos de automatización se pueden poner en marcha en cuestión de semanas y sus ventajas son patentes de forma inmediata. En el caso de Blockchain y las formas más avanzadas de Inteligencia Artificial poner en marcha proyectos piloto pude abrir el camino a nueva mejoras para mi departamento financiero en el futuro.

Accede a nuestro informe Confidence in the future. How Tomorrow´s technologies can help the finance function today. Tambien puedes acceder al estudio La Función Financiera 4.0.

Archivado en: Big Data , Blockchain , Función financiera , Inteligencia artificial , Sector financiero , Tecnología

Contacto en PwC

Miguel Nardiz

Miguel Nardiz

Socio en PwC España

+34 915 684 808

Escríbeme