|||
Una foto a las ‘unicornio’ chinas

Una foto a las ‘unicornio’ chinas

En 2013, la inversora de riesgo, Aileen Lee, acuñó el término unicornio para referirse a las start-ups tecnológicas que alcanzaban valoraciones por encima de los mil millones de dólares, sin cotizar en bolsa. Esta palabra nos retrotrae a historias protagonizadas por criaturas fascinantes y extrañas al mismo tiempo, que muchos han visto, pero que poquísimos han logrado atrapar.

En aquel momento, solo 39 compañías en todo el mundo eran parte de esta especie mitológica, por lo que la definición venía como anillo al dedo. Desde entonces, la población de unicornios ha ido creciendo y creciendo. Sin embargo, su halo de misticismo permanece.

Es el caso de las unicornio chinas. Su número ha ido aumentando muy rápidamente en los últimos años, y algunas, como Baidu, Alibaba o Tencent, han evolucionado incluso a súper-unicornios -empresas valoradas en más de 10.000 millones de dólares-. Sin embargo, a pesar de ser muy conocidas a nivel local, casi nadie entiende con exactitud qué hacen, y fuera de China son una subespecie prácticamente desconocida.

Las unicornio del gigante asiático tienen muchas papeletas para estar entre las compañías más influyentes del mundo dentro de veinte años. Para poder analizarlas mejor, PwC entrevistó a directivos de 101 compañías chinas que ya se consideraban unicornio o estaban a punto de serlo, para conocer las causas de su ascenso, su público clave, y los retos que tienen por delante. Pertenecen a trece sectores distintos, pero la mitad de ellas pueden agruparse en el ámbito B2B, en el sector de Entretenimiento y Medios, en el de transporte y automoción, o en el fintech.

- ¿Por qué han nacido tantas y tan rápido? Solo la economía estadounidense cuenta con tantas empresas unicornio como China. Entre las causas que explican este fenómeno está la rápida modernización del país y el crecimiento de su economía. Durante los últimos años, el motor de esta economía ha pasado de la inversión al consumo, y el gigante asiático cuenta con una gran ventaja frente a EEUU: su acceso, casi en exclusividad, a un mercado doméstico enorme y menos saturado.

- Los millenials, protagonistas. Este mercado cuenta con un protagonista clave: la generación nacida entre los 80 y los 90. Auspiciada por la expansión del Internet móvil, se ha convertido en el grupo de consumidores más influyente, y ha abierto las puertas a millones de nuevas oportunidades de negocio.

Esta nueva generación ha crecido al calor de internet y las redes sociales, y está más centrada en la personalización, interactividad y en la identidad de marca que las anteriores. Para seguir su frenético ritmo, las compañías están utilizando planteamientos basados en escenarios, en los que sus productos se insertan en las distintas etapas vitales de la vida de estos consumidores.

El marketing es el gran aliado de estas compañías. Más de la mitad de los directivos dijeron que más del 20% de sus costes corresponden a este tipo de iniciativas, muy por encima de lo que gastan las empresas tradicionales. Además, reconocen que las redes sociales son el canal de venta más efectivo para ellas.

- Talento, talento, talento. No solo los principales consumidores de estas empresas son millenials; también lo son sus trabajadores base, cuya edad media está entre los 25 y los 30 años. En cambio, los líderes de estas compañías rondan la cuarentena. Esta brecha generacional amenaza con convertirse en un problema, pues pone en peligro la motivación de los más jóvenes.

Los directivos encuestados parecen ser conscientes de ello, o al menos eso indica la forma en que ordenan sus prioridades: atraer talento bien preparado -77%-, diseño de marca -74%-, y cultura y valores empresariales -71%-. Estas se situaron por delante del control de costes y aumento de la rentabilidad -68%-, o la aplicación de las nuevas tecnologías a los productos actuales -67%-.

- ¿De dónde sacan la ‘gasolina’? El apoyo del mercado de capitales chino ha sido vital para el veloz crecimiento de las unicornio de este país. Este proviene fundamentalmente de dos fuentes: las políticas gubernamentales, y la diversificación de los canales de financiación. Estos que han marcado el inicio de una auténtica edad de oro de oportunidades únicas para inversores y

La gran mayoría de las empresas encuestadas -80%- esperan recibir una nueva ronda de financiación en los próximos dos años. Casi un tercio de estas aseguró que sus necesidades de financiación son urgentes. Para conseguir sus objetivos cuanto antes, estas empresas deben mejorar sistemáticamente aspectos financieros, fiscales y de control interno.

Por sectores, los grandes inversores han tendido a apostar por empresas B2C. Sin embargo, las B2B están subiendo y, de hecho, este sector acumula el mayor número de unicornios de nuestra lista. El transporte y la automoción y el fintech, son los otros dos sectores que completan el podio, favorecidos por las políticas del gobierno chino –como, por ejemplo, la promoción del vehículo eléctrico en este país-, y se espera que el sector sanitario irrumpa con fuerza en la lista.

- Big Data y tecnología, el dúo dinámico. Como no podía ser de otra forma, la innovación tecnológica es otra de las claves del ascenso de estas compañías, que se han valido de insights basados en el análisis de datos o en la Inteligencia Artificial para ser más competitivas, predecir los cambios en la demanda de los consumidores y adaptar rápidamente sus negocios. El 40% de las empresas señalaron la tecnología y los datos como su ventaja competitiva core, muy por delante del talento -19%- o la gestión de las operaciones -19%-.

El Big Data es elegido por el 76% de los encuestados como la tecnología emergente más influyente para facilitar el desarrollo de negocio y la innovación en producto, aunque su interés decae entre los directivos más jóvenes. Otra tecnología bien valorada –y que no hay que perder de vista en este mercado- es la IA, que ya está redefiniendo las estrategias de captación de talento, los modelos operativos, o la relación con los clientes de las unicornio chinas.

- Más allá de China: A pesar de su magnitud, la mayor parte de las unicornio chinas son desconocidas en el resto del planeta. Pero, como veíamos al principio, esto podría cambiar pronto, pues el 70% de las empresas implicadas en el estudio ya tiene planes o estrategias para expandirse a otros territorios. A la hora de hacerlo valoran el potencial de crecimiento de los mercados extranjeros, la estabilidad política y económica, y los pools de talento. En base a esto, los territorios favoritos para crecer son la región Asia-Pacífico, los territorios dentro de la iniciativa Belt and Road y Norteamérica.

Como hemos visto, las unicornio chinas se enfrentan a numerosos retos, relacionados, sobre todo, con la necesidad de captar talento. Desde luego, no todas podrán triunfar, y podrán emerger rivales desde otros países para retarlas o competir contra ellas. Pero su rápido crecimiento y su ambición global sugiere que dejarán de ser una extraña subespecie muy pronto, aunque puede que nunca pierdan su misticismo.

Archivado en: Big Data , China , Emprendedores , Gestión del talento , Innovación , Start-ups , Tecnología